4/11/13

Mi metedura de pata con mi querido armarito


¡¡ No me lo puedo creer !!, ¡¡ o síiii !!

He metido la pata hasta el corbejón ( como decía mi madre ).

Como ya os comenté en un post anterior estaba pintado un armarito pequeño  con idea de venderlo en mi tienda, más concretamente este de aqui debajo ( el joyero aún no lo he tocado afortunadamente  para él , jaja )




La idea era tunearlo hasta convertirlo en un armarito de casa de muñecas, con colores pastel, algún dibujito o decoupage, etc.

El caso es que me dió mucho curro, porque siendo tan mini, ya me contareis lo dificil que es trabajar con él , sobre todo por dentro. 

Después de pensarlo mucho ( la verdad, no sé por qué ), me decidí por dos tonos  de lila. Por dentro y por fuera lo pinté de un color lila clarito, muy pastelón. Y el marco de las puertas en un todo morado más fuerte.

Tuve que darle por cada color, unas cuatro manos.

Lo enceré por dentro y por fuera. Para decorarlo por fuera, recorté unas maripositas pequeñas en color blanco, fucsia y rosa, muy monas. 

Quise pintarle unas antenitas a las mariposas. 

¡¡ Y aquí es donde empieza el drama primera parte   !!

No tenía pinceles tan finos como para poder pintar las antenas, así que  me pongo como una posesa a buscar rotuladores de tinta permanente. 

 Encuentro dos , después de preguntar a toda la family por ellos ( como siempre, nadie  ha visto nada ). Resulta que uno tiene la punta muy gorda y el de punta fina está seco. ¡¡¡ aggggg!!!.

Cambio de estrategia y busco de otro color. Aparece ante mí un precioso rotulador rosa y me digo ¡¡ esto me va a servir !!.

Servir sí que me sirvió, las antenas me quedaron muy chulas.

¡¡ Y ahora llega el drama segunda parte !!

Para que no se despegaran las maripositas necesitaba proteger el armarito. No quería volver a darle cera por temor a levantar el papel de las mariposas ( ¡¡ ojalá lo hubiese hecho, por Dios !! ). Así que ni corta ni perezosa lijo toda la superficie para intentar quitar todo lo posible la cera y poder barnizarlo .

¡¡ Horror , por cometer un error de principiante !!, 

¡¡ Tonta, porque soy pintora, por favor !!

¡¡ Ingenua por creer que quité toda la cera del armarito !!

Pués eso, que le dí barniz por todo el exterior , las puertas y el cajoncito ( afortunadamente no toqué el interior ) y.... ¡¡ tachaaan, tachaan !! empezaron a salir manchitas como si no lo hubiese limpiado en 3 años , parecía sucio. 

Por si esto no fuera poco, la tinta del rotulador cogió un camino diferente del que yo le indiqué ¡¡ la muy ingrata !!

Me dí de cabezazos contra la pared. Si yo ya sabía que no se puede barnizar encima de la cera ¿ porque narices lo hice ?

En fin.. que me dá verguenza enseñároslo y si me da vena, lo decapo entero y vuelvo a empezar, aunque con el disgusto que tengo, tardaré un tiempo laaargo en volver a tocarlo.

Bueno, ya veis cual ha sido mi metedura de pata. 

A partir de ahora, igual tengo que hablaros de mis meteduras de pata ( tengo unas cuantas para contaros ). 
El post podría titularse : Diario de una torpe...

¿ que os parece ?





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...